Cuando comencé a recibir mis primeras remuneraciones por prácticas contables cuando aún me encontraba estudiando en la universidad, era mucho menos que la remuneración mínima de ahora y mi Madre siempre me preguntaba: ¿Hija cómo te alcanza hasta fin de mes?

Y la respuesta poniéndole en orden, tenía un mini presupuesto de lo que tenia que gastar en el mes y siempre dejaba un % en el chanchito de reserva. Esto es lo mismo que se aplicaría cuando formamos una empresa, una empresa desordenada financieramente puede estar en el % de empresas quebradas.

El primer paso para tener Sanas las Finanzas empresariales es aplicar un método que lo llamaremos “FINCO”, este método consiste en aplicar los siguientes pasos:

  1. Evaluar la Salud de tu Negocio Tributaria y Financiera (recuerda que lo que ganes hoy lo puedes perder mañana si no cumples con tus obligaciones tributarias).
  2. Implementar el orden financiero en tu empresa (separando las finanzas personales de las empresariales)
  3. Elaborar tu flujo de Caja operativo y proyectado.
  4. Interpretar los Indicadores de Gestión de los EEFF.

El segundo paso es pedir ayuda a un especialista para la ejecución y puedas tomar la mejor decisión para tu negocio.

Recuerda que “los problemas de administración “es la causa por la que la mayoría de empresas fracasan según estadísticas internacionales.